Consells útils

Recomendaciones al paciente con alergia al látex


¿En qué consiste la alergia al látex?


El látex o savia lechosa, que se obtiene del árbol Hevea Brasiliensis, se utiliza ampliamente en la fabricación de productos de caucho. La alergia al látex suele manifestarse de forma inmediata como:


·Urticaria.


·Asma.


·Rinoconjuntivitis.


Pero también de manera retardada:


·Eccemas: Estos eccemas también los pueden producir aditivos químicos que se añaden al látex durante su procesado.


Si hubiera una exposición masiva como en el caso de intervención quirúrgica, el cuadro podría llegar a ser muy grave. Es de vital importancia avisar de que se padece esta alergia en situaciones que lo requieran, especialmente en el ámbito sanitario.


¿Dónde hay presencia de látex?


·Productos en el hogar: Guantes de limpieza, globos, gorros de baño, balones, juguetes de goma, tetinas de biberones, chupetes.


·Productos de uso íntimo: Preservativos, diafragmas.


·Productos sanitarios: Guantes, torniquetes, goma dental, sondas, drenajes, tubos. Frutas y vegetales: Castaña, plátano, aguacate, kiwi.


Tratamiento.


El tratamiento más eficaz es evitar la exposición a productos que contengan látex y la identificación para cada paciente de los alimentos que pueden causar alergia por reactividad cruzada. Existen en la mayoría de los casos alternativas de otros materiales.


·Adrenalina: Los pacientes que hayan sufrido un episodio de anafilaxia deben disponer de un autoinyector de adrenalina.


·Antihistamínicos: Los antihistamínicos orales disminuirán el prurito.


·Inmunoterapia: El alergólogo puede indicar una inmunoterapia si el paciente no puede evitar totalmente el contacto directo o indirecto con el látex.