Consells útils

Asma y embarazo


Introducción y prevalencia.


El asma bronquial es la enfermedad pulmonar más común durante el embarazo y su prevalencia va en aumento y acontece aproximadamente un 3-8% de las mujeres embarazadas.

El manejo del asma durante el embarazo debe tener en cuenta tanto el efecto de la propia enfermedad como el de su tratamiento sobre el desarrollo del feto y la salud de la madre.



Comportamiento del asma durante el embarazo.


El comportamiento del asma bronquial durante el embarazo no es igual en todas las mujeres:


·Aproximadamente un tercio de las mujeres mejora.


·Un tercio empeora.


·Y otro tercio permanece igual.


· Si bien el asma más grave tiende a empeorar durante el embarazo, las formas moderadas y leves tienden a mantenerse estables o incluso mejoran.


Efectos del embarazo sobre el asma.


El embarazo puede interferir en el asma debido a que durante el embarazo se producen una serie de cambios que pueden influir en el control del asma.


Cambios mecánicos que afectan a la respiración:


·Producción de dióxido de carbono: Incremento de los niveles de progesterona que favorecen un aumento de la producción de dióxido de carbono y cambios metabólicos.


·Hiperventilación: Ante el aumento de dióxido de carbono y para contrarrestar dicha elevación sobreviene una hiperventilación (respiración rápida y superficial).


·Dificultad para respirar: Debido a la hiperventilación, la mayoría de mujeres embarazadas sienten cierta dificultad respiratoria, independientemente de padecer asma o no.


Efectos del asma sobre el feto.


·Mayor riesgo de mortalidad perinatal.


·Bajo peso al nacer.


·Complicaciones del embarazo: Pueden aparecer complicaciones del embarazo como retención de líquidos o hipertensión arterial.


·Mayor trabajo de parto.


·Nacimientos prematuros: HHay más nacimientos prematuros cuando se compara con mujeres no asmáticas.


La importància del maneig de l'asma.


El asma no controlada puede acarrear una disminución de la cantidad de oxígeno que llega a los pulmones del feto. Este oxígeno es el que, al pasar por la sangre, llega al feto a través de la placenta. Y lo debe hacer de forma constante para que su crecimiento y desarrollo sea normal.

De ahí la gran importancia que la respiración y oxigenación de la madre sea adecuada.


Asma y embarazo. Tratamientos.


Durante el embarazo no es necesario suspender el tratamiento para la alergia, aunque es preferible no tomarlo durante el primer trimestre. Si hay que tomarlo, siempre bajo la supervisión de su médico.

INMUNOTERAPIA: La inmunoterapia específica no hay que suspenderla si se toleraba bien previamente al embarazo.


Asma bronquial.


BRONCODILATADORS:


·De rescate: Salbutamol (Ventolín) y Terbutalina (Terbasmín)
·De larga duración: Salmeterol


No hay que suspenderlos en el asma moderada/severa si previamente al embarazo estaba bien controlada con esta medicación.


CORTICOIDES:


·Inhalantes: De elecció, Budesonida (Pulmicort)
·Orales: NO durante el primer trimestre, sólo en caso de urgencia.