Consells útils

Hongos o Mohos

- Constituyen un grupo muy numeroso de organismos (pueden existir entre 1 y 1,5 millones de especies) que presentan una amplia distribución en la naturaleza, contribuyendo a la descomposición de la materia orgánica y participando en los ciclos biológicos. Un pequeño número son patógenos de animales y plantas.
- Los hongos se reproducen por esporas. Estas esporas (microscópicas) pueden ser inhaladas por el ser humano y depositarse en la mucosa respiratoria (nariz, bronquios) o en la conjuntiva, siendo capaces de desarrollar reacciones alérgicas.

- Las condiciones óptimas para el crecimiento de los hongos se producen con un tiempo caluroso y con una humedad relativa elevada, siendo una causa importante de alergia estacional y las personas alérgicas pueden presentar sintomatología desde la primavera hasta el otoño.

- En las zonas más templadas, los hongos pueden persistir en el exterior a lo largo de todo el invierno, provocando una alergia perenne como los hongos que crecen en el interior de las casas en los climas más fríos.

- Los problemas de humedad y crecimiento fúngico afectan a un 20-50% de las casas y se asocian a un mantenimiento inadecuado de los sistemas de calefacción, ventilación o de aire acondicionado.

- La exposición a los alergenos fúngicos se produce tanto en espacios abiertos como interiores:

. Hongos de interior: ASPERGILLUS y PENICILLIUM.

. Hongos de exterior: ALTERNARIA y CLADOSPORIUM.

- Muchos de los alergenos de interior son los mismos que se encuentran en el exterior de los edificios, penetrando por ventanas y puertas, sistemas de ventilación, o por grietas u otras aberturas en las paredes. Los hongos pueden también ser introducidos en los edificios a través de la tierra arrastrada por los zapatos.

- En los bosques, los hongos crecen en troncos y vegetación putrefactos, especialmente en áreas húmedas y en sombra. También colonizan y degradan numerosos sustratos como papel, cuero, alimentos, harina, paja, leña, frutos secos, pinturas,?y forman parte del polvo de casa.

- En los hogares, son más frecuentes en los sótanos y armarios húmedos, cuartos de baño, frigoríficos, colchones, alfombras, contenedores de basura y muebles tapizados. La calefacción central y los sistemas de humidificación y refrigeración también son fuentes potenciales de crecimiento de hongos.

- Los alergenos fúngicos pueden ingerirse con los alimentos como quesos procesados por hongos, champiñones, hortalizas, frutas deshidratadas, alimentos que contienen levadura, salsa de soja o vinagre.

CONSEJOS ÚTILES

- Conocer el grado de exposición a hongos (en nuestra vivienda o trabajo) para adoptar las medidas de desalergenización apropiadas.

INTERIOR DE LAS VIVIENDAS

- Evitar la humedad en paredes, armarios, marcos de ventanas, detrás de los muebles, lavabos, cocina. Se pueden instalar lámparas en los armarios que permanezcan cerrados para disminuir la humedad.

- Mantener secos los alrededores de la ducha y, en general, todo el baño incluyendo toallas y tapetes.

- No usar esponjas de baño.

- Evitar usar algodón de relleno para cojines, mantas y forros de muebles.

- Evitar el uso de tapetes y alfombras de algodón o cualquier fibra que no sea sintética.

- Ventilar la casa a diario, también en invierno, y tener una calefacción que no provoque condensación (vidrios mojados por dentro).

- No guardar ropa o zapatos húmedos.

- Deshacerse de los desperdicios y basuras domésticas lo antes posible y no almacenar restos de comida. No dejar alimentos que puedan descomponerse, fuera del frigorífico durante mucho tiempo.

- Evitar humedad en casa superior al 40%. Utilizar aparatos deshumidificadores con filtros adecuados HEPA y pinturas antifúngicas que dificulten el crecimiento de hongos en las paredes.

- Usar fungicidas en sitios que tengan tendencia a humedecerse.

- Evitar la acumulación de polvo y aspirar la habitación diariamente.

- No es aconsejable tener plantas de interior ya que la tierra húmeda acumula hongos.

- Evitar animales enjaulados (pájaros y roedores) así como peceras.

- Sacar de casa (o aislar adecuadamente) cosas que acumulen hongos como grano, harina, frutos secos, patatas, paja.

- Limpiar periódicamente el sistema de climatización y aire acondicionado (en particular las rejillas de salida). Incluso, se puede emplear algún antifúngico para la limpieza y acoplar filtros HEPA en los sistemas de climatización.

- Si la vivienda del paciente presenta un sótano o planta baja húmeda, deben instalarse adecuados sistemas de drenaje.

EXTERIOR DE LAS VIVIENDAS

- En los espacios abiertos, el paciente alérgico debe evitar la presencia de vegetación muerta o en estado de descomposición, mover montones de hojas caídas en el suelo y cortar el césped.

- Evitar caminar por áreas rurales o bosques, sobre todo en días de viento y/o tormenta (verano y otoño), especialmente durante la recolección de alguna cosecha o poco tiempo después de ella.

- Evitar las zonas de elaboración, almacenamiento o transporte de granos y harina (almacenes, silos, bodegas, pajares) y no manipular directamente estos productos. En caso de no poder evitarse estas circunstancias, es recomendable emplear mascarilla protectora con filtro HEPA.

- No visitar establos, cuadras, granjas.


Bibliografía:

- Prevention of Allergy and Allergic Asthma. WHO/WAO Meeting on the Prevention of Allergy and Allergy Asthma. Geneva, 8-9

- Pelta R., Gandolfo M. Guia de Alergia para Residentes y Atención Primaria (ed. Díaz de Santos S.A.) .

- Malet A. Manual de Alergia para Atención Primaria. Barcelona (ed. MRA S.L.)

- Guía práctica para Residentes de Alergología. Módulo 1. Comité de Jóvenes Alergólogos y Médicos Internos Residentes de la SEAIC (CAJMIR) (ed. Luzán S.A. ).

- Hongos y Actinomicetos alergénicos. Revista Iberoamericana de Micología 1ª edición (Bilbao).