Temas de interés

SIN TU AYUDA, LOS ANTIBIÓTICOS PUEDEN PERDER SU EFICACIA

Debido a la creciente aparición de resistencias bacterianas a la casi totalidad de familias de antibióticos conocidas, el Ministerio de Sanidad y Consumo ha impulsado la campaña “Uso responsable de antibióticos” dirigida a los profesionales de la sanidad (médico y odontólogo prescriptor, personal de enfermería y farmacéuticos prescriptores), con el fin de conseguir una adecuada utilización de los mismos, evitando su mal uso y el abuso por parte de la población y apoyando su correcta prescripción y dispensación.

La mayor parte del consumo de antibióticos en España se produce en el ámbito extrahospitalario (90 % del total) dedicándose el 85 % de este consumo a tratar infecciones respiratorias, fundamentalmente en los meses de invierno, la mayoría de ellas virales.
Según un estudio europeo comparativo reciente, España se encuentra entre los países de Europa con mayor grado de automedicación con antibióticos y de acopio de los mismos en el hogar.

Tratar un proceso vírico respiratorio con un antibiótico carece de utilidad y somete al paciente a riesgos innecesarios (reacciones alérgicas y efectos secundarios y adversos), por otro lado, altera la flora respiratoria e intestinal, eliminando la población mayoritaria de bacterias sensibles y favoreciendo el crecimiento de la población bacteriana resistente y su posible diseminación posterior, afectando no sólo al propio individuo sino a toda su familia, a la comunidad y a la sociedad en conjunto.
Con frecuencia, la resistencia a antibióticos afecta a múltiples familias de los mismos (resistencia múltiple) disminuyendo las opciones terapéuticas alternativas.
Una vez adquiridas y diseminadas las resistencias es difícil revertir el proceso, por lo que el procedimiento de prevención más eficaz en el control de las mismas es el uso responsable de los antibióticos.



Més informació: