Temas de interés

TODO LISTO PARA RECIBIR AL VIRUS CHINKUNGUYA

El virus Chikungunya se trata de un virus transmitido por artrópodos que afecta a los humanos provocando principalmente síntomas como fiebre y dolor articular.

El virus es originario de la costa índica de África. De allí saltó a India y al sudeste asiático y los casos que llegaban a Europa y América eran casos esporádicos, pero ahora la lista de países y territorios ya es de 79 en todos los continentes. Por lo tanto este virus no era un problema significativo para España hasta ahora.
Catalunya ha registrado ya 41 casos afectados para el virus Chikungunya, y en toda España se han notificado 105, la mayoría procedentes de República Dominicana y sólo uno de fuera del Caribe presidente de Angola. No soy muchos ni especialmente graves, pero hasta del año pasado sólo se contabilizaban apenas 15 casos al año y a casi nadie le sonaba el extraño nombre del virus.

Los síntomas se inician con fiebre, a la que le sucede dolor en las articulaciones, en muñecas y tobillos especialmente que a veces dura semanas o incluso meses.

No es una enfermedad más preocupante que una gripe, pero en el Caribe donde casi nadie lo conocía hasta el año pasado sufre un gran brote, ya es autóctona y se va extendiendo.

¿Puede haber un brote de Chikungunya en Cataluña?

Para ello hacen falta tres condiciones: La primera, que haya una población susceptible, y la nuestra lo es mucho porque nadie tiene anticuerpos para este virus. La segunda, que haya un vector, un transmisor de este virus, y lo hay porque tenemos una buena cantidad de mosquito tigre, que es uno de los dos mosquitos que contagian el virus aunque el tigre (Aedes albopictus) no parece tan eficaz a la hora de transmitir la cepa del virus que ha proliferado en el Caribe, de dónde proceden actualmente nuestros contagiados. Y la tercera es que llegue el virus, lo que ocurrido con este centrar de pacientes en lo que va de año.

Así que tenemos un problema nuevo, ¿qué se puede hacer?

Hay que identificar a los enfermos y actuar de forma proactiva para evitar que cada infectado pueda convertirse en un foco de propagación gracias a los mosquitos tigre que le piquen. Eso es lo que ocurrió hace siete años en Italia: un viajero procedente de India se había infectado, llegó enfermo, los mosquitos tigres locales le picaron y transmitieron el virus a otras 200 personas.

El periodo de contagio es el inicial, cuando el paciente tiene fiebre es cuando hay más virus en la sangre. Es en ese periodo cuando el mosquito se lleva el virus y se convierte en vector de la enfermedad. Por eso cuando se confirma un caso, se avisa a los centros de asistencia primaria y hospitales de la zona del enfermo para que estén alerta ante estos síntomas (fiebre y posterior dolor articular) entre sus pacientes, pues alguno puede ser un contagio autóctono - algo que de momento no ha ocurrido-.

También el Banc de Sang limita temporalmente las donaciones de viajeros que hayan estado en zonas de Chikungunya.

Estas precauciones se suman a la recomendaciones de los entomólogos para rebajar la densidad del mosquito tigre, hoy muy abundante en las comunidades mediterráneas sobre todo en Catalunya, y que ya ha llegado a Málaga.

Qué pasa cuando hay contagio?

Los síntomas son fiebre y mal cuerpo, después aparece el dolor articular. No hay vacuna ni tratamiento contra el virus. En algunos casos se necesitan antiinflamatorios no esteroideos pero también se han usado corticoides. No hay casos graves en general, sólo en el caso de pacientes frágiles por tener otras enfermedades o por ser muy pequeños. El repelente sirve para evitar contagiarse, suelen indicar en el envase si actúan ante el mosquito tigre.

Extraído del artículo “Todo listo para recibir al virus Chikungunya”. 3 agosto 2014, La Vanguardia.