Temas de interés

LA AVISPA LLEGA AL VALLÈS

novetats

Se han descubierto nidos de avispa asiática en el Vallés Occidental. El Departamento de Agricultura tiene activado un protocolo con el sector apícola para hacer frente a esta especie, y se han instalado más de 300 trampas para detectarla y reducir los daños en las explotaciones apícolas.

Agentes rurales destruyeron el día 17 de octubre con éxito un nido de avispas situado en las afueras de Caldes de Montbui (Vallès Oriental), y también han detectado ejemplares en Vacarisses (Vallès Occidental).

El Departamento de Agricultura tiene activado un protocolo con el sector apícola para hacer frente a la avispa asiática, y se han instalado desde primavera más de 300 trampas para detectarla y reducir los daños en las explotaciones apícolas.

El insecto no representa un riesgo adicional para las personas, pero sí conlleva pérdidas para el sector apícola catalán.

El Departamento de Agricultura, Ganadería, Pesca, Alimentación y Medio Natural ha confirmado la presencia de avispa velutina en ambas comarcas del Vallès. Concretamente, se han localizado ejemplares de esta especie invasora en el municipio de Varicasses y un nido en Caldes de Montbui.

Los mecanismos de lucha son muy limitados y tienen una baja eficiencia. En países donde hace años que sufren la presencia de la especie como Francia, la actuación se centra en seguir su expansión, controlar los nidos problemáticos e instalar trampas de captura en enjambres de abejas que sufren ataques. En Cataluña, teniendo en cuenta que estamos en la fase inicial de la expansión, las actuaciones previstas son básicamente la información, la formación y divulgación, la detección de la especie y un protocolo de capturas en explotaciones agrícolas. A pesar de la dificultad de combatirla, los esfuerzos del Departamento de Agricultira y del sector apícola se concentran ahora en actuar conjuntamente para minimizar los efectos más perjudiciales.

Cuando se detecta la presencia de avispa velutina, el Departamento Agrícola instala 5 trampas por explotación agrícola afectada. En el periodo de julio a octubre, se hace exclusivamente cerca de las explotaciones apícolas que reciban ataques y también donde se hayan detectado nidos el año anterior en un radio de 1 kilómetro. En este periodo, se actúa sobre las obreras que pueden capturar abejas de la miel para alimentar a las larvas de avispa asiática.